El secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, junto con el presidente de CEL, David López, acompañaron al Vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión Pública y Privada, Óscar Ortiz, a la verificación de avance de obras en el proyecto de la Central Hidroeléctrica El Chaparral en el municipio de Carolina, San Miguel.

“Este recorrido es para verificar los avances de una de las obras públicas más imponentes que estamos desarrollando en el quinquenio, sobre todo porque esta megaobra aportará una mayor fortaleza a nuestra plataforma energética, al diversificar esa plataforma tan importante para hacer crecer la economía”, expresó el vicemandatario.

Agregó que esta obra también ayudará a crear nuevas fuentes de empleo,  a cumplir con la demanda de la industria y sobre todo para poder llevar energía  hasta el último cantón y comunidad  a lo largo y ancho del país.

El Vicepresidente Ortiz destacó que la construcción de  esta  presa hidroeléctrica está impactando directamente y de forma positiva a los siete municipios de la zona norte de Morazán, no solo por las inversiones de carácter social, sino también por las oportunidades de empleo que está generando.

En este sentido, el funcionario resaltó que este proyecto representa  una inversión pública de más de 300 millones de dólares, en el que se tiene más del 60% de avance y para el cual trabajan 14 empresas, generando un promedio de mil empleos directos y más de 2,500 empleos indirectos.

El Vicepresidente y Comisionado para la inversión Pública y Privada manifestó que este tipo de inversión pública apuesta a una visión de largo plazo, con innovación y tecnología de punta, que aportará al país una plataforma de energía más accesible  y más barata,  ya que  alrededor de  67MW se sumarán a la plataforma que ya tiene el grupo CEL.

“Tenemos un sector energético fuerte y sólido. Vamos por buen camino, esperamos que a final de año vayamos inaugurando nuevas etapas de este gran proyecto”, remarcó el vicemandatario.

Municipio de Carolina, San Miguel, 22 de agosto de 2017