Con 78 votos (dos a mano alzada), lo que representa la unanimidad de los diputados presentes en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa, fue aprobada la reforma de la Ley de Carreteras y Caminos Vecinales en su artículo 26, relacionado con la regulación de la instalación de vallas publicitarias, iluminación y sistema de videovigilancia.

El proyecto abarca 140 kilómetros de carretera en 24 municipios de los departamentos de La Paz, San Salvador y La Libertad.

Esta reforma es una modificación clave para que la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) continúe financiando el diseño de los dos primeros asocios público-privados (APP) que tendría El Salvador, por un monto de 11.5 millones de dólares.

Esto es producto de una intensa negociación liderada por el Vicepresidente y Secretario Técnico de la Presidencia Oscar Ortiz, a través del trabajo conjunto con las instituciones vinculadas a Fomilenio II y el diálogo articulado con las distintas fuerzas políticas y otros sectores como las municipalidades logrando la concreción de acuerdos en temas tan importantes como el aprobado hoy.

En conferencia de prensa el Vicepresidente inició reconociendo que “este pleno inicia con buen paso con esta reforma a la Ley de Carreteras y Caminos Vecinales al artículo 26; gana el país, los municipios, ganan los actores privados, gana el Estado sobre todo por la posibilidad y facilidad que en adelante nos permita sumar esfuerzos, sumar recursos entre actores públicos y privados”.

Dijo que esto es un ejemplo de cómo trabajar y cómo construir soluciones de temas de alcance nacional lo que viene a reforzar los esfuerzos contenidos en el Plan 10. “Esta reforma es importante porque va a movilizar más inversión, más empleo, porque va a contribuir a la seguridad y porque va a generar la posibilidad de tener una proyección de acuerdos públicos privados en zonas donde hasta este día ha estado bastante deprimida ese tipo de inversión”.

Citó como ejemplos la inversión de $70 millones que se está haciendo en la carretera del Aeropuerto a Zacatecoluca, la inversión en la ampliación de la carretera hacia el Puerto de La Libertad, las ampliaciones o mejoras en la carretera que va hacia Sonsonate o las del anillo periférico del gran San Salvador.

“En la medida que nosotros hagamos efectivos esos asocios público privados con esta reforma que se acaba de aprobar, sin duda alguna, va a tener un enorme impacto para que 140 kilómetros de carretera sean debidamente iluminadas y al hacerlo también se nos presenta la oportunidad de vigilarlas, o sea de poner sistemas de última generación como ya tienen algunos municipios”, dijo el Vicemandatario.

Mientras tanto, el presidente del Órgano Legislativo, Norman Quijano, destacó el liderazgo del Vicepresidente y Secretario Técnico, y coincidió en el sentido del buen comienzo de este nuevo parlamento.

“Estamos muy contentos, hemos iniciado esta legislatura con la aprobación de un dictamen y un proyecto de decreto que indudablemente va a traer mucho desarrollo al país, pero sobre todo abre las puertas para que más Asocios Público Privados (APP) puedan participar en el desarrollo de nuestra nación. Son aproximadamente mil 550 millones de dólares y más de 30 mil empleos los que se pueden propiciar con la aprobación de este decreto. Quiero agradecer el interés mostrado por el Vicepresidente de la República, quien tuvo comunicación con este servidor”, dijo.

Para finalizar, el Vicemandatario agradeció en nombre del equipo de Fomilenio ll y en nombre del Gobierno de El Salvador, el esfuerzo de todos los que hicieron posible que este día se haya votado a favor de esta reforma que tendrá un enorme impacto nacional y va a potenciar la inversión pública y privada.

A un mes de que el Vicemandatario asumió el cargo de presidente de la Junta Directiva de FOMILENIO II ya se están viendo grandes resultados. Su alta capacidad de diálogo también ha propiciado acercamientos con el sector privado, lo que ha provocado un considerable incremento en las inversiones y con las diferentes fuerzas políticas en temas como la aún pendiente aprobación del préstamo del BID para el área social.

San Salvador, 25 de mayo 2018