Transformación del Estado

La transformación del Estado es una apuesta estratégica del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 (PQD) y uno de los pilares del proceso de cambio que potenciará al Gobierno para que el funcionar del Estado tenga un profundo sentido democrático, impulse el desarrollo de toda la población y garantice servicios públicos con calidad y calidez.

La transformación del Estado requiere una visión sistémica que permita la articulación interinstitucional para implementar, monitorear y dar seguimiento al marco jurídico nacional e internacional vigente en diversas áreas, con el fin de avanzar en el goce y ejercicio de los derechos humanos basados en el buen vivir. Para ello, se deben actualizar las normativas, así como los procesos y la estructura de las entidades de gobierno, de acuerdo con los nuevos desafíos y las apuestas estratégicas del quinquenio plasmadas en el PQD.

Además, la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia coordinará los esfuerzos para articular la gestión del Gobierno y transformar el Órgano Ejecutivo; esto último implica reorganizar la institucionalidad, garantizar que sea efectiva y cercana a la ciudadanía (territorialización, desconcentración y descentralización) e instalar el Sistema Nacional de Planeación.

La Dirección General de Transformación del Estado está compuesta por las siguientes direcciones:

Dirección de Fortalecimiento Institucional y Gestión de Calidad

Dirección de Profesionalización de la función pública

Dirección de Relaciones Laborales en el Gobierno

Dirección de Territorialización del Estado

Dirección de Gobierno Electrónico

Objetivo

Garantizar los derechos de la población y entregarle servicios públicos cercanos, oportunos y de calidad en armonía con la normativa sobre la igualdad de género, así como promover, conducir y coordinar políticas y procesos de transformación y territorialización del Estado con participación ciudadana.

Visión

La Dirección General de Transformación del Estado obedece el mandato de impulsar un proceso de cambio a profundidad del Órgano Ejecutivo de cara a la estrategia de desarrollo que se quiere impulsar en el país.

Líneas de acción

  • Fortalecerá el talento humano que trabaja en las instituciones estatales, por medio de profesionalizar el servicio público y garantizar que mujeres y hombres tengan iguales oportunidades para ingresar a este y desarrollarse de manera profesional
  • Institucionalizará la meritocracia.
  • Gestionará y proveerá servicios públicos de calidad, oportunos, continuos y cuya cobertura se amplíe de forma progresiva.
  • Potenciará la territorialización de las políticas públicas, la descentralización de competencias y la desconcentración de funciones para que haya mayor cercanía entre el Estado y la ciudadanía, mayor articulación con los Gobiernos Municipales y se reduzcan las inequidades territoriales.

Metas

  • Lograr que El Salvador mejore en cinco puntos la posición en el Barómetro de la Función Pública.
  • Lograr que El Salvador esté mejor posicionado en el índice de desarrollo burocrático y que avance, de un nivel de 34/100 (2012), al quintil superior.
  • Alcanzar, al final del quinquenio, que las instituciones del gobierno central logren el 100 % de publicación de información oficiosa en la Web bajo estándares de transparencia y que rindan cuentas a la ciudadanía al menos una vez al año.
  • Lograr que el 100 % de las entidades del Órgano Ejecutivo cuenten con mecanismos y espacios institucionalizados.

 


Noticias