El jefe de la diplomacia del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, se reunió en Tegucigalpa con al canciller de El Salvador, Carlos Castañeda, quien se hizo acompañar por el subsecretario técnico y de planificación, Alberto Enríquez; con la canciller de Honduras, María Dolores Agüero, y con el vicecanciller de Guatemala, Manuel Estuardo Roldán.

El encuentro sirvió para formular un documento de proyecto, en donde se establezcan “acciones orientadas a propiciar el más alto nivel de desarrollo y bienestar en los cuatro países, fomentando así la construcción de sociedades más justas, igualitarias, prósperas y democráticas que eleven la calidad de vida de sus habitantes”, informaron fuentes oficiales.

Los diplomáticos acordaron definir una estrategia basada en objetivos comunes y beneficios recíprocos en “desarrollo económico y social sustentable, enfocado en la generación de empleo, la creación de oportunidades y el bienestar social; la protección de los derechos humanos de las personas migrantes durante el ciclo migratorio”, el principal problema regional originado por la violencia y la pobreza en los países del istmo centroamericano.

En materia migratoria los dirigentes acordaron desplegar una adecuada coordinación para la atención de los delitos vinculados a la migración irregular, es decir el tráfico ilegal y la trata de personas. Para encarar es problema, el proyecto contempla “acceso a programas de regularización y medidas de protección internacional; la reintegración y dignificación de las personas migrantes retornadas; el fortalecimiento y coordinación institucional; sistemas únicos de información y comunicación estratégica”.

Diseño de estrategia común

El encuentro permitió alcanzar un compromiso común de atender las causas estructurales del fenómeno migratorio, “con el objetivo de que la migración sea optativa y no obligatoria”, reportaron los medios de comunicación de la región.

La reunión culminó con el acuerdo de instalar “grupos nacionales interdisciplinarios liderados al más alto nivel político”, que tendrán la responsabilidad de unificar “las áreas de oportunidad existentes”, así como de diseñar e implementar la estrategia de desarrollo regional.

Invitaron además a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) a acompañar el esfuerzo conjunto en el marco de la estrategia regional basada en los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

El objetivo último es diseñar una estrategia que siente las bases de entendimiento para la construcción de una nueva relación que profundice los lazos históricos, las relaciones diplomáticas, culturales, económicas, comerciales y de cooperación, a fin de generar iniciativas comunes de desarrollo.

Concluyeron el encuentro reiterando los vínculos históricos fraternos y de amistad que unen a El Salvador, Guatemala, Honduras y México como naciones aliadas naturales, y reconocieron el interés de impulsar el desarrollo social y económico sustentable que promueva el bienestar común de sus pueblos, agradeciendo al Pueblo y Gobierno de la República de Honduras la hospitalidad y atenciones de las que fueron objeto.

 

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar