Funcionarios de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (SETEPLAN), el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), el Instituto Nacional de la Juventud (Injuve) y el representante de la Cooperación de Luxemburgo realizaron un recorrido por la zona del Bajo Lempa y Jiquilisco en el departamento de Usulután, para darle seguimiento a las buenas prácticas de emprendimientos productivos que se impulsan con los fondos concursables de la Cooperación del Gran Ducado de Luxemburgo.

De acuerdo con funcionarios de la Dirección de Cooperación de SETEPLAN, para el Gobierno de El Salvador es una prioridad atender a las poblaciones juventud y primera infancia, tal como está planteado en el Plan Quinquenal de Desarrollo (PQD) y con base en esta premisa se han alineado los fondos de la cooperación con los objetivos y metas del PQD nacional. “En este esfuerzo de alineamiento y armonización de la cooperación es que con el Gran Ducado de Luxemburgo se ha puesto en marcha este fondo concursable para que actores de la sociedad civil puedan ser copartícipes en el impulso de las políticas públicas que el Gobierno ha priorizado”, explicó Roberto Rodríguez de SETEPLAN.

El programa de fondos concursables  de la cooperación de Luxemburgo representa un monto de 2.1 millones de dólares para dos años que se invertirán en alrededor de 14 proyectos en 44 municipios del país. Siete de los proyectos están dirigidos a jóvenes y los otros siete a niños en primera infancia. Injuve y Conamype (mediante el programa Un pueblo, un producto y Jóvenes con Todo, respectivamente) están ejecutando emprendimientos productivos en una novedosa experiencia en donde se fusionan estas dos grandes apuestas gubernamentales. En el caso de la zona de Jiquilisco, los proyectos productivos están enfocados en el cultivo y procesamiento de camarón, semilla de marañón, hortalizas y proyectos turísticos.

El representante de la cooperación luxemburguesa en El Salvador, Denis Pigot aseguró que la política de cooperación de Luxemburgo  es alinearse con la política de cooperación que tienen las naciones destinatarias de la ayuda de su país. En este sentido, destacó las ventajas de la cooperación en el país.  “Aquí en El Salvador encontramos un Plan Quinquenal de Desarrollo, encontramos también un Plan Social, donde encontramos varios programas sociales, programas de Conamype, cinco programas de Conamype ( Un pueblo, un producto es parte de esto); una articulación con los programas de desarrollo local, municipal”, manifestó. Al mismo tiempo resaltó que en El Salvador todos los actores tanto del nivel nacional como local y la población misma trabajan de la mano por el desarrollo.  “Vemos que están articulados, que trabajan conjuntamente y logran enamorar hasta a los visitantes”, argumentó Denis Pigot.

El recorrido inició con la visita a proyectos productivos de cultivo de camarón (cooperativa El Zompopero) y restaurante El Changarro en Sisiguayo en el Bajo Lempa, posteriormente, ya en la ciudad de Jiquilisco se conocieron detalles de proyectos de semilla de marañón, cultivo de hortalizas.

El recorrido por la zona estuvo encabezado por la presidenta de Conamype, Ilena Rogel; el representante de la Cooperación de Luxemburgo, Denis Pigot; el director de cooperación de SETEPLAN, Roberto Rodríguez y representantes de Relaciones Exteriores, Injuve, y Sacdel que es la oenegé encargada de implementar el proyecto “Desarrollando capacidades productivas con juventudes de la región de Jiquilisco, mediante la estrategia Un pueblo, un producto”.

 

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar