El pasado 19 de marzo en el marco del día internacional de la mujer, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), realizó un acto especial de rendición de cuentas en el que se presentó a mujeres de los  consejos consultivos y contraloría social, los avances y desafíos de las instituciones del Estado en materia de igualdad sustantiva y derechos de las mujeres en cumplimiento del Plan Nacional de Igualdad.

Entre los logros que se destacaron durante este periodo se encuentra la creación de más de 60 Unidades Institucionales de Género, que han permitido un avance sustancial en materia de transversalización del enfoque de género, para dar impulso a los programas y proyectos que en el ámbito de la autonomía económica, participación política, educación salud, cultura y medio ambiente han contribuido en la disminución de las desigualdades entre mujeres y hombres a nivel nacional. Por esto se consideró importante socializar y reconocer los esfuerzos de las instituciones, organizaciones y cooperantes que trabajan por la igualdad.

En este marco, se realizó loa entrega de reconocimiento a diferentes instancias e instituciones que con su trabajo diario contribuyen a la promoción y garantía de los derechos de las mujeres.

Medios de  comunicación, universidades, organizaciones de mujeres, agencias de cooperación, asociaciones de mujeres artistas, comunicadoras, embajadas e instituciones de los tres órganos del Estado  fueron reconocidos por sus avances y compromiso por la transversalización del enfoque de género en sus programas y proyectos.

Patricia Flores de la Unidad de Género de SETEPLAN destacó entre los avances en materia de igualdad impulsados dentro de la institución, la puesta en marcha de la política institucional de tolerancia cero al acoso sexual  y laboral, que busca poner fin a las prácticas que van en detrimento de la salud psicosocial de las personas que laboran en la institución.

También se refirió a la Política de igualdad y no discriminación, instrumento basado en principios de equidad, integridad, igualdad de oportunidades e igualdad de trato. A través de esta política se facilita la transversalización de los principios de igualdad, equidad y no discriminación, en las políticas, planes, programas, proyectos, normativas y acciones institucionales, explicó Flores.

De esta  manera el ISDEMU animó a las mujeres organizadas y defensoras de derechos humanos a continuar con su labor contralora y de incidencia para lograr los avances conquistados sean sostenibles, y a la sociedad en general para que continúen contribuyendo  en la transformación cultural, eliminando comportamientos excluyentes y discriminatorios, promoviendo una cultura de paz e inclusión social.