El proceso de búsqueda de un acuerdo fiscal entre el Gobierno y las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa ha continuado avanzando, según lo reveló el secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, la mañana de este lunes  durante la entrevista matutina de Canal 10.

El titular espera concretar un acuerdo este mes de noviembre o los primeros días de diciembre, antes de que la campaña electoral se instale; de postergarse, se correría el riesgo de llegar al próximo año sin presupuesto aprobado, lo cual –considera-, es un incumplimiento desde el punto de vista constitucional.

Roberto Lorenzana fue enfático al expresar que lograr un acuerdo fiscal no es para beneficiar a ningún partido en particular, sino más bien,  al país en general. “Nosotros no estamos proponiendo una transición para limpiarle la mesa a un posible gobierno de ARENA, se equivocan quienes consideran de esa manera, -y agregó- aquí no se trata de favorecer a ARENA o al FMLN, en este caso. Se trata de un acuerdo que nos asegure que el país gana, que le damos predictibilidad al país y le damos estabilidad a las finanzas públicas, que son las finanzas de El Salvador, no son las finanzas de un partido político”, manifestó.

Sobre el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y la sentencia de la Sala de lo Constitucional sobre el presupuesto, el secretario recordó que se está teniendo el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se espera que esta entidad dé una especie de certificación de su cumplimiento.

En este sentido, el funcionario detalló que el ajuste de gastos establecido en la LRF que es del 3 % en tres años, ya se ha cumplido a la mitad, es decir, 1.5 % (0.6 % en 2017 y 0.9 % para 2018). Este dato, incluso,  ha sido confirmado por fuentes ajenas al Gobierno. “Por ejemplo, usted ve FUSADES, ellos han recientemente planteado, que, ya hay un ajuste del 1.5%, incluida la reforma de pensiones y, por lo tanto, dicen ellos, ya no debe de hacer el ajuste que propuso el Fondo Monetario, que era de 3.5, sino que, debemos quedarnos con el 1.5, eso es lo que dice FUSADES”, sostuvo.

Sobre este mismo tema, el también coordinador del Gabinete Económico considera que se debe hacer una nueva evaluación sobre el tipo de ajuste que el país necesita; “debemos de pensar en un ajuste de carácter expansivo, un ajuste que no restringa el crecimiento económico. (…) eso quiere decir, crecer en inversión pública; crecer en inversión privada; generar estímulos para el crecimiento del sector…, de la inversión privada también; eso significa expansión de los programas sociales, hay que invertir en la gente, para poder dinamizar más la economía del país”, aseguró.

Adicionalmente, plantea la necesidad de reducir la evasión y elusión fiscal, para lo cual ya se han presentado ante la Asamblea Legislativa una serie de reformas, a fin de darle más herramientas tecnológicas al Ministerio de Hacienda lograr un mayor nivel de eficiencia en la recaudación fiscal. “No creemos que sea necesario incrementar los impuestos, sino que, por el contrario, con los mismos impuestos, lo que podemos hacer es aumentar la recaudación por la vía de la eficiencia”, argumentó.

De igual manera, Roberto Lorenzana se refirió al tema de recaudación tributaria contemplado en la LRF: “La Ley establece una meta, un objetivo de llegar a una carga tributaria del 17 %, en este momento la carga tributaria es casi del 16, 15.9 %”.  El secretario sostiene que pueden alcanzarse las metas, vía disminución de la evasión y la elusión fiscal, sin necesidad de más impuestos. Reiteró la necesidad de la declaración patrimonial para las personas que tienen más altos ingresos, con el objetivo de cruzar información que dé pistas sobre quienes pueden estar evadiendo impuestos.  Considera que el delito de evasión fiscal debe tener una tipificación penal porque “los impuestos les corresponden a todos los salvadoreños, robarse un impuesto es robarle al pueblo en general”, sentenció.

En cuanto al tema de la deuda, el secretario de planificación aseguró que se está cumpliendo la LRF, ya que esta establece un techo del 65 % de deuda con pensiones y para este año es de 61.7%; mientras que para 2018 está contemplada en 60.7 %. Igual desempeño tiene la deuda sin pensiones: 45.4 % para el presente año y alcanza un 44.1 % en 2018.

No obstante, en deuda correspondiente a Letes, todavía no se alcanza la meta establecida en la LRF, ya que el partido ARENA se ha opuesto al refinanciamiento de esta. “Venimos del 60 % de Letes, hoy tenemos el 30 % y la Ley de Responsabilidad Fiscal dice que cuando se limpie la deuda de Letes actual se va a reducir al 20 %. No hemos logrado el 20 %, porque no se ha limpiado la deuda de Letes, y ¿por qué no se ha limpiado la deuda de Letes?, porque ARENA no ha querido votar por el financiamiento. O sea, que eso no es responsabilidad del Ejecutivo, porque eso significa, para reducir esa deuda flotante, esa deuda en Letes, significa autorización de bonos para pagarle a la banca nacional. No entendemos nosotros por qué ARENA se ha opuesto siempre a que se les pague a los bancos nacionales”, cuestionó el secretario Lorenzana.

Finalmente, con respecto al financiamiento por más de $500 millones requeridos para el Presupuesto 2018, el funcionario recordó que existe una serie de gastos que en anteriores presupuestos no se incluían, algunos de ellas, debido a la sentencia de la Sala sobre el Presupuesto. “Antes, por ejemplo, el subsidio de energía lo pagaba CEL, hoy de acuerdo a esta sentencia de la Corte la tiene que pagar Hacienda, no estaba en el presupuesto, hoy sí va en el presupuesto. Hoy tenemos un crecimiento de 100 millones de dólares en servicio de la deuda, o sea, este año crece 100 millones más el servicio de la deuda, que es el pago de intereses. (…) Antes no teníamos en el presupuesto el pago a las pensiones del IPSFA ¿por qué no se tenía en el presupuesto?, primero, porque ellos tienen su propio régimen de pensiones y se pagan las pensiones con sus cotizaciones (…), pero hoy ya no les alcanzan los recursos y el Ejecutivo tiene que pagarlo, creo que son como unos 40, 42 millones de dólares, que hay que ponerlos. Y, por otro lado, hoy hay una obligación por ley, quedó establecido en la reforma previsional, en la reforma de pensiones que hicimos, que un 5 % del presupuesto debe de ir en el presupuesto para el pago de pensiones, o sea, estamos hablando de 250 millones”, aclaró.

13 de noviembre de 2017