El secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, se refirió nuevamente a la aprobación del Presupuesto General de la Nación 2018 y su financiamiento, calificándolo como un evento muy importante para el país, ya que no haberse dado no se podrían realizar trascendentales obras de inversión, entre ellas: la carretera hacia el puerto de La Libertad y su baipás, la carretera del aeropuerto a Zacatecoluca, los pasos fronterizos, los puentes de La Hachadura y Anguiatú, y la continuación de la presa El Chaparral, entre otras obras.

El titular considera que son dos los grandes acuerdos que el país ha alcanzado en los últimos meses: las reformas al sistema de pensiones y la aprobación del Presupuesto 2018 y su financiamiento, con lo que se ha iniciado la construcción de la verdadera estabilidad fiscal del país y está mandando un mensaje de predictibilidad y de construcción de certidumbre, tanto a nivel nacional como internacional. Adicionalmente, el país cuenta con la Ley de Responsabilidad Fiscal que marca las reglas del juego de la política fiscal y de endeudamiento.

 

En este sentido, Roberto Lorenzana resaltó que desde que se llegó por primera vez al Ejecutivo, se ha estado trabajando por ordenar las finanzas públicas. Hace ocho años se recibió el Gobierno con un déficit fiscal de 6.5 % del PIB, “ahora andamos por debajo del 3 %”, enfatizó. De igual forma, se ha logrado un crecimiento de los ingresos, un ajuste del gasto y la estabilización de la deuda.

 

El secretario técnico considera que todos estos esfuerzos serán tomados en cuenta en las próximas revisiones que hagan los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo, “pronto veremos resultados también en materia de calificación de riesgo y de imagen de país”, sentenció. No obstante, hacen falta nuevos acuerdos para consolidar la situación en el mediano y largo plazo.