El secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, exhortó a las diferentes fuerzas políticas a darle predictibilidad financiera al país, al menos para los próximos siete años. El funcionario se pronunció porque haya una aprobación de financiamiento no sólo para el presupuesto del próximo año 2018, sino además para 2019, ya que –manifiesta- quien llegue a la presidencia en 2019 se encontrará con un vencimiento de deuda de $1200 millones, además de un input (facultad que tiene el acreedor para exigir el cumplimiento anticipado de la obligación) por $300 millones.

“Nosotros creemos que al país hay que darle predictibilidad. Hay que aprobar los financiamientos de 2018 y 2019. Algunos creen que van a ganar la elección, los que andan de candidatos, por lo tanto, deberían de preocuparse de cómo van a encontrarse la casa en el 2019”, argumentó el secretario de planificación.

En cuanto al financiamiento para completar algunas partidas en el presupuesto actual, expresó que en el decreto aprobado por la Asamblea Legislativa quedó establecida la contratación de un crédito puente. “Es lo más práctico, es lo que tengo entendido que el ministro de Hacienda trabajará en un crédito puente para hacerlo más ágil. La colocación de bonos puede durar algunos meses y entonces él ya tenía contacto con algunos bancos para facilitar la autorización de un crédito puente”, señaló. Agregó que esto permitirá el pago de algunas obligaciones, como el subsidio de la energía eléctrica.

En el caso del pago del subsidio al gas licuado, Roberto Lorenzana aclaró que se trata de un problema coyuntural, ya que debido al alza en los precios del gas, los $40 millones del presupuesto, destinados para el pago a las gaseras se ha agotado. “Se necesita hacer un ajuste al presupuesto para poder solventar lo que resta del año (…), puede haber un desajuste entre 5 y 8 millones de dólares con respecto a lo presupuestado”, aseguró.

Sobre los fondos para carteras de Educación y Salud, el secretario de planificación explicó que están terminando (este año) de ejecutar financiamientos programados con el Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), respectivamente. “Para que inversiones de ese tipo continúen se necesita aprobar financiamientos”, sostuvo, y agregó que justamente esta semana vence un financiamiento del BID para construir dos nuevos hospitales y el partido ARENA se opone a aprobar el crédito. “Entonces -cuestionó-, cómo quieren más financiamiento para Salud, si no aprueban el crédito. Las inversiones se hacen con créditos, no con ingreso corriente”, puntualizó.

Para cerrar hizo un llamado a dialogar y ponerse de acuerdo, a fin de que se aprueben los financiamientos necesarios para más inversión en áreas estratégicas.