El secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana, recordó que con el acuerdo político para la reforma de pensiones la calificación del país ha empezado a mejorar. “Con un acuerdo político, con solo que la Asamblea Legislativa se pusiera de acuerdo en un tema, que es el de pensiones, automáticamente suben los precios de los bonos de El Salvador en el mercado internacional y mejora la calificación de la deuda”, aseguró.

En este sentido, amplió que el problema que el país tiene es de carácter político, “de confianza política de la comunidad internacional, del mercado internacional, porque la Asamblea es la que autoriza los financiamientos”, expresó.

Recalcó que la economía en términos generales está bien y que hay un problema fiscal que se está solventando. Según el titular, el problema fiscal solo se resuelve si hay acuerdo político, si hay voluntad política de los diferentes actores en la Asamblea Legislativa.

Insistió en que el gobierno siempre ha tenido apertura al diálogo y se refirió a que el partido ARENA ha sido el que ha renunciado a esos espacios y retiró a sus miembros de las cuatro mesas que se habían creado: la fiscal, la de pensiones, de crecimiento económico y la mesa del café.

Añadió que en el debate de pensiones ARENA no había estado en la mesa, fue él quien sostuvo un diálogo bilateral; fueron el resto de los partidos políticos y las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) los que sí estaban en la mesa de negociación. ”ARENA no tuvo protagonismo en la solución de los problemas de pensiones”, reveló.

“En el proceso de diálogo y en el acuerdo de pensiones fue determinante el trabajo que hicieron los partidos más pequeños, eso quedó demostrado que ellos fueron decisivos en eso”, insistió.

El secretario de planificación reiteró ante la reciente petición de diálogo de ARENA que el gobierno siempre ha estado dispuesto. Sin embargo, agregó que no hay que complicar las cosas, “el diálogo debería ser entre salvadoreños y deberíamos de tener intermediarios salvadoreños (…), debemos de ser prácticos, pragmáticos, dialoguemos entre nosotros”, dijo ante la propuesta de la oposición de que haya representantes de organismos internacionales en la mesa de diálogo.

Enfatizó que son dos los acuerdos inmediatos necesarios: el presupuesto y el financiamiento 2018, y los vencimientos de eurobonos y la aprobación de la Asamblea Legislativa para el financiamiento de 2019.

Con referencia a la calificación de país, sostuvo que mejoró luego del acuerdo de pensiones, y que las tasas de los bonos salvadoreños han subido. “La gente está comprando bonos porque tiene confianza, sino, no comprarían, la confianza ha mejorado”, explico.

Así mismo, enfatizó que la mejora de la calificación lo que dice es, “primero, que el acuerdo político que hemos tomado es correcto, y que sigamos tomando acuerdo político, que eso nos va a mejorar la calificación del país”, aclaró.