El Plan Maestro de la Región Oriental (PMRO) tiene como objetivo principal incrementar el bienestar de la población mediante el crecimiento económico, el desarrollo social, la sostenibilidad ambiental y el cumplimiento de los derechos de las personas en todo el ciclo de la vida, aprovechando y optimizando las potencialidades propias de este territorio.

El documento final es el resultado de la gestión y la instrucción que diera el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, a través de la Secretaría Técnica y de Planificación, de actualizar el primer Plan Maestro, elaborado en 2004 por la Comisión Nacional de Desarrollo con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

A partir de ese mandato inició el proceso de consulta (junio de 2015) que, después de un año de trabajo, contó con la participación de más de 800 actores locales, entre ellos: gobiernos municipales, representantes de asambleas ciudadanas departamentales, organizaciones sociales, productivas y empresariales, universidades e institutos tecnológicos, ONG y los gabinetes de gestión departamental. Toda esta consulta fue liderada por los gobernadores de los cuatro departamentos que integran la región: Morazán, Usulután, San Miguel y La Unión.

También participaron en la consulta empresarios e inversionistas nacionales y titulares de instituciones públicas. Además, con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, fueron consultados salvadoreños y salvadoreñas en el exterior —con énfasis en las personas originarias de la región oriental— que tienen empresas en Estados Unidos o que podrían generar más inversiones.

El Plan Maestro es la política pública más importante con la que cuenta la región oriental y fue formulado tomando como base la metodología de análisis causal y la metodología de territorialización de la política pública, lo que significa que los actores locales participan en el diseño, la planificación, la ejecución y evaluación de dicha política. Además, estos se articulan con el gobierno central con los actores y las autoridades del territorio para garantizar la correspondencia de acciones entre los requerimientos de inversión estratégica en la región y la viabilidad financiera política y técnica que aporta el gobierno central.

De ahí que el Plan Maestro incorpora para el desarrollo de la región seis dimensiones clave:

  1. Desarrollo Económico productivo
  2. Conservación del medio ambiente y gestión de Riesgo
  3. Social
  4. Seguridad y convivencia Ciudadana
  5. Desarrollo de infraestructura logística y vial
  6. Fortalecimiento del tejido social e institucional

También establece como ejes transversales la igualdad de género, la cultura e identidad territorial, la participación ciudadana y la conservación de medio ambiente y adaptación al cambio climático. Su prioridad es la gente, con especial énfasis en las personas jóvenes, las mujeres, los niños y las niñas, la población indígena, las personas adultas mayores y los veteranos y las veteranas del conflicto.

La visión de desarrollo de la región es convertirse en un territorio productivo, educado, seguro e incluyente con un tejido social e institucional cohesionado y coordinado, haciendo uso sostenible y sustentable de sus recursos naturales, en dónde cada uno de sus habitantes y territorios se conviertan en sujetos de su propio desarrollo y que aportan al desarrollo de la región y del país.

Caracterización de la región oriental:

  • 87 municipios (36.7% del total del país)
  • Población de 1,306,764 habitantes (4% de la nacional)
  • 3 % son mujeres y el 47.3 % son hombres
  • Población joven de 15 a 29 años es 26.37%
  • El 42.2% es urbana y el 57.8% es rural
  • Municipios asociados: 69 (79%)
  • Concentra el 49% de la población indígena nacional

Lanzamiento Plan Maestro De Desarrollo De La Región Oriental

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar