El pasado 23 de febrero el secretario técnico y de planificación Roberto Lorenzana, fue testigo de honor de una firma de convenio entre la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos  (OCDE)  y El Organismo de Mejora Regulatoria (OMR), con el fin de elevar aún más la competitividad de El Salvador.

Jaime Mauricio Campos, director ejecutivo del Organismo de Mejora Regulatoria de El Salvador y Nikolai Malyshev, jefe de división de política regulatoria de la OCDE firmaron la carta de intención que busca fortalecer la política de mejora regulatoria en el país. De esta forma se mejorará un desarrollo económico que beneficie directamente a la ciudadanía.

El Organismo de Mejora Regulatoria (OMR) es la institución encargada de implementar una estrategia orientada a la mejora del clima de inversión, y ha implementado un primer paquete de recomendaciones de mejora regulatoria en los temas de apertura de empresas, permisos de construcción y comercio exterior. Así mismo, ha iniciado un proyecto para la simplificación y registro de trámites del Órgano Ejecutivo.

Por otro lado, la OCDE grupa a 35 países miembros y su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo. Ha desarrollado una vasta experiencia en mejora regulatoria y simplificación de trámites.  Además ha formado un comité con todos los países que da un mandato de crear dos grandes redes a nivel mundial de mejora regulatoria. Una de ellas es la red latinoamericana de mejora regulatoria.

Durante la firma del convenio también estuvo presente el subsecretario técnico y de planificación, Alberto Enríquez, quien manifestó que “en el caso de El Salvador hemos impulsado desde Secretaria Técnica y de Planificación, tanto la mejora regulatoria como la simplificación de trámites desde la Dirección General de Transformación del Estado. Para nosotros la mejora regulatoria y simplificación de trámites son piezas de modernización y de transformación del Estado”, dijo.

Lo más importante  de la visita, destacó el subsecretario, es que la OCDE ofreció apoyo al desarrollo de la mejora regulatoria. “Estamos en una fase de inicio y construcción del Sistema de mejora regulatoria en el país, por tanto para nosotros la relación con OCDE se vuelve estratégica, son una fuente de experiencia, de conocimientos de relación con otros países con muy buenas prácticas en materia de mejora regulatoria. Pienso que la asesoría de la OCDE es muy pertinente en una fase en la que estamos despegando”, afirmó.

Durante el encuentro también profundizaron en el trabajo que realiza el OMR para la promoción de la calidad regulatoria, el uso de las herramientas de mejora regulatoria y ayudar a identificar el rol que los distintos actores de la sociedad (empresarios, políticos y funcionarios) tienen en su implementación.

A pesar de que El Salvador no es parte de los países miembros de la OCDE, Nikolai Malyshev ha expresado su apoyo al OMR desde la oficina que dirige, por los esfuerzos que realiza para la creación de un sistema nacional mediante una Ley de Mejora Regulatoria. Actualmente, el OMR está afinando su anteproyecto de ley que permitirá la institucionalización permanente del organismo dentro del Estado y comprenderá un juego de herramientas para mejorar la calidad de las regulaciones, siguiendo a países como Australia, Canadá, Estados Unidos, México y Reino Unido, con larga tradición en política regulatoria.

A su vez, la reciente aprobación de la Ley de Procedimientos Administrativos ha otorgado al OMR una importante función en el esquema de la administración pública, ya que todas las instituciones del Estado deberán elaborar planes anuales de mejora regulatoria y previo a la decisión de regular o no regular, harán Evaluaciones de Impacto Regulatorio (EIR), conforme a los modelos que dicte el OMR.