El Viceprepresidente de la República y Secretario Técnico de la Presidencia, Oscar Ortiz, junto a la presidenta del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), Gladys de Serpas, la alcaldesa de Santa Ana, Milena Calderón, el presidente del Instituto Nacional de los Deportes (INDES), Jorge Quezada, el director de Centros Penales, Marco Tulio Lima, y diputados del departamento de Santa Ana, colocaron la primera piedra del proyecto de reparación de la cancha y la iluminación del estadio Óscar Quiteño como parte de la apuesta por tener espacios deportivos de calidad y seguros.
Las remodelaciones tendrán una inversión estimada de US$ 800,000, provenientes del Programa de Desarrollo Económico Local del Fondo Especial de los Recursos de la Privatización de ANTEL, conocido como FANTEL.
“Estamos apostando por tener espacios deportivos de calidad, con estándares internacionales, estamos cambiando el rostro del estadio Quiteño, ese es el compromiso que asumimos, y que ahora estamos cumpliendo”, destacó el Vicepresidente durante su intervención.
La autoridades detallaron que en un período de cuatro meses finalizarán los trabajos de reparación de la cancha, que consistirán en la colocación de grama natural, instalación de un sistema de drenaje para las aguas lluvias y de un sistema de riego para garantizar el buen mantenimiento del engramado, que en su conjunto tendrá un costo aproximado de US$ 541, 880.
Además, se construirá una nueva fundación para la instalación de una torre de 30 metros de altitud en el sector norponiente, que tendrá su respectiva luminaria, lo que permitirá mejorar la visibilidad en el recinto y facilitar la realización de eventos deportivos en horas nocturnas.
El costo de esta infraestructura será de US$ 197,178.
El mejoramiento del Estadio Quiteño es parte de la apuesta nacional por el deporte, remodelando espacios deportivos históricos del país, a través de un esfuerzo articulado entre Gobierno Central, municipalidades, autoridades deportivas y el sector privado, para que la población cuente con escenarios de primer nivel que posibiliten ser sede de competencias internacionales.
Santa Ana, 31 de agosto de 2018.