Gracias al esfuerzo y resultado del acuerdo alcanzado el pasado 2 de octubre por el Gobierno, con el respaldo y apoyo de todas las fuerzas políticas, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y los inversionistas de bonos y Certificados de Inversión Previsional (CIP), que culminó con la aprobación de la reforma al sistema de pensiones y la reestructuración de la deuda previsional, la calificadora de riesgo Fitch Ratings, según reporte publicado este día, ha actualizado la clasificación de El Salvador hasta “B-” moneda doméstica a largo plazo.

Asimismo, la calificación de largo plazo en moneda extranjera se elevó desde “CCC” a “B-“. Esta es la mejor calificación que tiene el país respecto a las otras agencias calificadoras.

La reestructuración de la deuda previsional en mejores condiciones financieras, que no fue una decisión unilateral sino producto de un acuerdo entre representantes tenedores, acreedores y las  AFP, ha permitido reducir el riesgo político y de impago.

Por ahora, es la mejor calificación crediticia que tiene la República respecto a las otras agencias calificadoras. El riesgo país ha disminuido por las perspectivas crediticias.

 

San Salvador, 6 de octubre de 2017.