Con un llamado a articular políticas económicas, sociales y ambientales para lograr la doble inclusión social y laboral en la región, con base en la necesidad de un cambio en el estilo de desarrollo, se inauguró en Montevideo, el 25 de octubre, la “Segunda Reunión de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe

Esta conferencia, creada en 2014, tiene el propósito de promover el mejoramiento de las políticas nacionales de desarrollo social y la cooperación internacional, regional y bilateral en el ámbito social y avanzar en la medición de las diversas dimensiones de la pobreza, la desigualdad y las brechas estructurales que persisten en la región.

Durante este encuentro, al que asistieron autoridades sociales de la región, se presentó el documento ”Brechas, ejes y desafíos en el vínculo entre lo social y lo productivo, que analizará los avances y desafíos experimentados en el período reciente, en relación con la superación de la pobreza y la reducción de la desigualdad. Asimismo, se enfatizó el tema de la institucionalidad para el desarrollo social y se ofrecerán sugerencias para el fortalecimiento de las políticas en esa área.

La ceremonia de apertura fue encabezada por Rodolfo Nin Novoa, Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, quien habló en representación del Presidente Tabaré Vázquez; Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Marina Arismendi, Ministra de Desarrollo Social de Uruguay, y Jessica Faieta, Directora Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“El desarrollo social es una inversión con réditos positivos para el crecimiento económico y el cuidado del medio ambiente. Hay que invertir en educación, nutrición, salud, protección social y desarrollo de capacidades para aumentar la productividad de los trabajadores”, indicó Alicia Bárcena, máxima representante de la CEPAL.

En el marco de un intenso programa que se extendió hasta el viernes 27 de octubre, Carlos Sáenz, director de coordinación de gobierno de Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de El Salvador, participó en el Panel 3: El camino hacia el desarrollo de políticas públicas de inclusión social y económica”, con una ponencia en la que destacó los avances realizados por nuestra país en materia de políticas sociales tanto en el plano normativo, institucional y de gestión como en el operacional. Así pudieron los participantes conocer la Ley de Desarrollo  y Protección Social, el Plan social e instrumentos innovadores como el Registro Único de Participantes, así como estrategias y programas en ejecución como “Familias SosteniblES” y “JóvenES con todo”.

En sus reflexiones finales Carlos Sáenz, puso de relieve la importancia de convencer a la sociedad de que la doble inclusión es vital, alinear las política pública con la nueva configuración social, construir una fiscalidad que le de soporte y sostenibilidad a los objetivos de desarrollo sostenible, especialmente a la educación, la salud, la inversión en primera infancia, en juventud y mujeres, así como continuar la transformación del Estado y la transformación del sistema educativo.

Concluyó manifestando que en El Salvador “hemos avanzado en articulación y profesionalización, pero seguimos teniendo una institucionalidad fragmentada, desarticulada, desconectada de la ciudadanía y los territorios. Necesitamos un Estado fuerte (no grande), eficiente, eficaz, centrado en la gente, con capacidad de planificar, articular horizontal y verticalmente, que recupere su rol regulador de las relaciones con el mercado, la sociedad y la naturaleza, necesitamos un Estado que diseña, ejecuta y hace política pública para y con la ciudadanía, asumiendo la participación como algo sustantivo y no accesorio o colateral.