Este 23 de marzo el Congreso de Estados Unidos aprobó su ley de presupuesto para el año fiscal 2018, incluyendo
fondos para la “Estrategia de Compromiso con Centroamérica”, que es el marco para la cooperación con el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, al que están suscritos con El Salvador, Guatemala y Honduras.

Desde que comenzó el Plan del Triángulo Norte, el Congreso norteamericano ha aprobado incremento
a los recursos que tradicionalmente se venían  asignando a esta estrategia con Centroamérica. Para el año fiscal 2016 aprobaron $750 millones, en 2017 $655 millones y para el 2018 $615 millones.

Si bien el monto asignado ha sufrido disminuciones cada año, sigue siendo mucho más de lo que
anteriormente se destinaba.Es importante señalar que los fondos destinados para la Estrategia de Compromiso con Centroamérica no es sólo para los tres países del triángulo norte, aunque claramente hay un énfasis en ellos.

Del año fiscal 2016 Estados Unidos destinó para El Salvador $133 millones, mientras que del año fiscal 2017
ha destinado para El Salvador $130 millones.

El Salvador ha logrado que la cooperación de Estados Unidos esté alineada a las prioridades presentadas por el
gobierno, a través del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 y el Plan El Salvador Seguro.

Por otro lado, cada año el Congreso del país norteamericano ha aprobado también 16 “criterios” (condiciones) que deben ser cumplidas por los centroamericanos para poder liberar estos fondos, que deben ser certificados por el Secretario de Estado.

El Salvador ha logrado la certificación en 2016 y 2017,mientras que Honduras estuvo a punto no conseguirla en 2016 y Guatemala no lo logró en 2017.

En el pasado, la expectativa del expresidente estadounidense Barack Obama era asignar $1,000 millones cada año de la implementación del Plan, que tiene una duración de cinco años, pero ni siquiera durante su mandato el Congreso le aprobó tanto. Por el contrario, en la actualidad, el presidente Donald Trump fiel a su política ha propuesto siempre
alrededor de $400 millones, pero el Congreso, en este caso, lo ha incrementado a lo que vemos en los
últimos dos años.

Esta gestión de gobierno ha firmado convenios con Estados Unidos por más recursos que las últimas
(ya van más de $700 millones firmados, incluyendo Fomilenio II).

Es importante señalar que El Salvador ha etiquetado cada año fondos importantes en el presupuesto nacional para implementar proyectos en línea con las prioridades del plan.