ASOCIO PARA EL CRECIMIENTO

El Asocio para el Crecimiento es una iniciativa alcanzada entre los Gobiernos de El Salvador y los Estados Unidos para superar los obstáculos que impiden el pleno desarrollo de nuestra economía. Fue anunciada por el presidente Barack Obama durante su visita a nuestro país en marzo del 2011.
Para la selección de los países, el Gobierno de los Estados Unidos evaluó cuál podía utilizar mejor esta nueva forma de asociación y el Salvador logró ser escogido como uno de los cuatro países en el mundo y el único de Latinoamérica para ser beneficiado con este programa. Los otros países que participan en esta asociación son Ghana, Tanzania y Filipinas.
Los Gobiernos de El Salvador y los Estados Unidos suscribieron el acuerdo en noviembre de 2011. Luego, los equipos técnicos elaboraron un diagnóstico de las causas que limitan el crecimiento económico del país. Las principales restricciones identificadas fueron el crimen y la inseguridad y la baja productividad de los bienes transables.
Con la vigencia del acuerdo para un período de cinco años, ambos países decidieron unificar esfuerzos y recursos a través de varias instituciones, para elaborar un Plan de Acción Conjunto que permitiera superar los principales problemas de inseguridad y de bajo crecimiento económico.
Sobre la base del diagnóstico, los Gobiernos de Estados Unidos y El Salvador acordaron implementar el Plan de Acción y definieron catorce metas en el área del crimen e inseguridad y seis metas en el área de los bienes transables de la economía. El Plan de Acción contempla acciones específicas para poder superar las dos restricciones principales identificadas como barreras para que El Salvador alcance todo su potencial en el área de desarrollo económico.
El Asocio para el Crecimiento es una nueva forma de trabajar conjuntamente entre ambos gobiernos, que se han unido para establecer estrategias que se puedan desarrollar con un mismo enfoque y que persigan eliminar los obstáculos que frenan el crecimiento del país.
También el Asocio busca trabajar en alianza con todos los segmentos de la sociedad civil, empresa privada, instituciones y el Gobierno.
Esta es una nueva forma de cooperación mucho más integral y amplia, que va más allá de la asistencia financiera, e incluye la cooperación técnica, la innovación y transferencia tecnológica, así como la gestión de buenos oficios de parte de los Estados Unidos para ayudar a remover los obstáculos al crecimiento, entre otros.
Uno de los acuerdos es que el Asocio debería de ser la oportunidad para que otros países se puedan sumar al esfuerzo de superar los obstáculos al crecimiento. La idea es construir una alianza internacional a favor del desarrollo de El Salvador.
El Asocio ha ayudado a fortalecer la cooperación internacional y a hacerlo de manera coordinada. Más allá de los resultados concretos de las metas que se puedan medir hay un factor importante para el Gobierno de El Salvador y es la coordinación entre las diferentes agencias de los Estados Unidos, con las diferentes instituciones de El Salvador y el resto de la comunidad internacional, lo que permite un uso más eficiente de los recursos y lograr impactos mayores en las intervenciones estratégicas que se realizan
El asocio para el crecimiento requiere la necesidad de establecer una cooperación fuerte entre la sociedad civil, la empresa privada y el Gobierno.
En el mes de noviembre del año 2012 se cumplió el primer año de funcionamiento del Asocio para el Crecimiento y se procedió a evaluarlo de forma integral y con una visión amplia, ya que en el primer año se han sentado las bases, y se ha creado la institucionalidad para que en los próximos cuatro años se comiencen a ver resultados más tangibles de esta nueva iniciativa que es fundamental para el país.
Además para su debido desarrollo, se ha conformado el Consejo Nacional para el Crecimiento, instancia conformada por siete titulares de gobierno y siete importantes representantes del sector privado de la sociedad salvadoreña. Sus miembros han definido una agenda concreta de trabajo para su funcionamiento.
El Consejo del Crecimiento ha planteado tres objetivos fundamentales:
1) Que la economía del país pueda crecer a tasas que permitan superar la problemática del desempleo y generar los ingresos fiscales que permitan al Estado operar efectivamente.
2) Mejorar la competitividad de El Salvador y fortalecer el clima de negocios hasta lograr que el entorno político y jurídico sea predecible, regido por reglas claras del juego a fin de atraer y generar nuevas inversiones.
3) Alcanzar un estado de tranquilidad, paz y seguridad ciudadana como factor indispensable para la armonía y convivencia, determinante para impulsar la productividad y el desarrollo.
También se ha generado el Plan de Monitoreo y Evaluación, que reporta un informe semestral para evaluar el desempeño y el avance de las veinte metas identificadas en las principales restricciones del diagnóstico que frenan el desarrollo y crecimiento del país.
Dentro del marco del Asocio para el Crecimiento, se han definido también grandes proyectos estratégicos que pueden desencadenar un proceso de crecimiento sostenido en El Salvador.
El año 2013 se consideró como clave para desarrollar e iniciar proyectos fundamentales, se han identificado seis proyectos estratégicos: la licitación de 350 megavatios de energía, el proceso de concesión del Puerto de La Unión, la modernización del aeropuerto, la construcción del primer tramo del SITRAMSS, un posible Fomilenio 2 y la estrategia de desarrollo de la Franja Costero-Marina. Además la creación de un nuevo marco legal que favorezca y dé seguridad a las inversiones privadas.
El Asocio para el Crecimiento busca que todos los proyectos estratégicos salgan adelante y por eso unifica esfuerzos e integra a los diferentes sectores de la sociedad salvadoreña y de la comunidad internacional, para que todos en conjunto impulsen una visión común de desarrollo y crecimiento económico para El Salvador.
La iniciativa Asocio para el Crecimiento abre una oportunidad histórica en el país para la construcción de un diálogo nacional que permita establecer la visión estratégica de país para sentar las bases de una nueva ruta al desarrollo económico y social.
En la declaración conjunta de principios del Asocio para el Crecimiento suscrito entre los Estados Unidos y El Salvador, los Gobiernos reafirman el compromiso conjunto con la democracia, los derechos humanos y el crecimiento económico inclusivo y sostenible.
El Asocio para el Crecimiento marca una nueva era de cooperación entre los Estados Unidos y El Salvador.